33 visitas Calificación:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…



Siéndole infiel a mi esposa con su mejor amiga, ella es una madura divorciada con más de un año sin sexo de verdad.

Pocas veces le he sido infiel a mi mujer, pero en este caso debía ser así, pues su amiga siempre intentaba seducirme y yo me contenía mucho, hasta que un día no pude contra la tentación y la invité a casa para coger toda la tarde antes de que mi esposa llegara a casa, ella acepto muy contenta y al llegar el día ella llegó puntual y con un morbo impresionante, nunca la había visto de tal manera, en ese momento mi mente se puso bien cerda y empecé a maquinar todo lo que le haría, subimos a la habitación principal y empezó la faena ella de una vez se colocó a cuatro patas para que yo taladrara su vagina poco usada últimamente, cuando entré en ella fue la gloria pues estaba cerrada como nunca, para terminar como un buen macho me vine en sus tetas mientras ella disfrutaba de la leche que salía.